Carboxiterapia

CARBOXITERAPIA

La carboxiterapia es una técnica no quirúrgica y mínimamente invasiva, que utiliza el gas de dióxido de carbono con fines terapéuticos y estéticos. Es una terapia en la que se inyecta CO2 (dióxido de carbono) debajo de la piel, ayudando así a reducir las zonas adiposas, la eliminación de estrías, la flacidez y el envejecimiento facial.

La aplicación más usada es la subcutánea, el proceso consiste en la aplicación de microinyecciones en zonas localizadas, mediante un equipo diseñado para este fin, controlando el flujo de gas, la dosis administrada y el tiempo. Con una fina aguja se administra el CO2 bajo la piel, normalmente se suele sentir una especie de quemazón que a los pocos minutos desaparece e incluso se puede sentir como la grasa se destruye.

Una sesión de carboxiterapia puede durar de treinta minutos a una hora, siempre dependiendo del área que se va a tratar.