Ultrasonido

ULTRASONIDO

Cuando los gorditos y las protuberancias de grasa localizada representan un sufrimiento para aquellas personas que sin ser obesas no se si sienten a gusto con “lo que les sobra” o cuando se busca tener el mejor tratamiento post-operatorio luego de una cirugía estética, las soluciones no invasivas se presentan como opciones eficaces para el moldeado del cuerpo.

En tal sentido, el ultrasonido se ha convertido en uno de los mejores aliados de los profesionales de la estética o de la cirugía plástica para conseguir resultados exitosos en estos casos. “Es el tratamiento más requerido por los pacientes, ya que elimina rollitos sin quirófano, sin anestesia y sin riesgos. Al aplicar las ondas de ultrasonido, se produce sobre la zona en tratamiento un efecto de termogénesis, que genera calor por el aumento de la circulación sanguínea local, quema grasas y rompe la fibrosis, un componente importante de la piel de naranja”.